El iPhone es un fenómeno social además de tecnológico

Hace un tiempo publiqué este artículo donde recomendaba comprar un iPhone si quieren un teléfono que funcione y punto, y un Android si les gusta moverle y extender lo que puede hacer el teléfono. Ahora decidí que tenía que aclarar algo, ya que escuché historias como esta, por ejemplo:

Un amigo me contó que cuando salieron los iPad hace unos meses le preguntó a su esposa que si quería uno. La respuesta fue: “¿Para qué quiero uno si no sé para qué usarlo?”. Meses después ella le dijo que deberían comprar uno. “¿Ya sabes para qué lo vas a usar?” – le preguntó su esposo. La respuesta fue muy ilustrativa: “No, pero dos de mis amigas ya tienen uno, y les gusta”. Aunque empecé hablando de un dispositivo diferente al del título, me parece que ilustra muy bien la razón del éxito del iPhone: es un fenómeno social, y ya no tanto tecnológico. A continuación enlistaré algunas razones que he escuchado para la popularidad del teléfono, y mi opinión.

a) El iPhone tiene todo lo que necesito

Este tipo de actitud es la base del éxito de los productos de Apple. Steve Jobs dijo alguna vez que había que conocer tan bien al cliente como para darle lo que necesita antes de que sepa que lo necesita. En una plática que tuve hace poco, tuve este intercambio:

– Dime algo que tu Android pueda hacer que mi iPhone no pueda.

– Los iPhones no pueden transferir archivos por bluetooth.

– ¿Y qué? Los puedo mandar por correo electrónico.

– ¿Y si es muy grande?

– Lo pongo en Dropbox.

– ¿Y si no hay Internet o WiFi?

– ¡Me espero a que haya!

Si te gusta que lo que hagas funcione bien y no te importan las limitaciones, Apple puede ser una buena opción.

b) El iPhone tiene más aplicaciones

Esta es una verdad a medias.

Según la Wikipedia, en Junio del 2012 la App Store tenía 650,000 aplicaciones, de las cuales el 28% eran gratuitas. Nada mal, ¿verdad? Así es, hasta que notamos que el equivalente de Google, Google Play, tenía 600,000 aplicaciones y 57% eran gratuitas.

Por esto es lógico que los desarrolladores quieran colocar sus programas en la app store. Para los consumidores la App Store ofrece más seguridad, aunque menos variedad.

c) El iPhone es más fácil de usar.

Mi esposa tiene un iPhone. Tengo un Galaxy Ace, con sistema operativo Android. Estoy acostumbrado a mi teléfono, y batallo cuando tengo que usar el de ella. En pocas palabras, mi teléfono es más fácil para mí, porque he dedicado tiempo a acostumbrarme a él.

Le he prestado mi Android a algunas personas que tienen iPhone, y sin darle tap a ninguna aplicación, me dicen que es más complicado y me lo regresan.

¿Alguien se acuerda del reto Pepsi de hace años? La gente decía que prefería la Coca-Cola, y cuando le daban a probar dos refrescos sin que vieran la marca, elegían la Coca diciendo que les gustaba más… Aunque en realidad agarraban la Pepsi. Sin la marca, podían elegir el sabor que les gustaba realmente.

Apple demandó a Samsung diciendo que la interfaz era idéntica. ¿Cómo es que al ver una interfaz tan parecida como para justificar una demanda, uno parece más difícil que otro? Como en el reto Pepsi, la respuesta radica en el efecto placebo. Cuando se prueba una medicina, se hace con tres grupos: los que toman la medicina, los que toman un placebo, que es una píldora de azúcar, y los que no reciben nada. Si los que reciben el placebo mejoran tanto como los que reciben la medicina, el efecto de la medicina es psicológico. Esa es la explicación a la supuesta facilidad de Apple. La gente cree que es más fácil, y por lo tanto, lo es.

d) El iPhone es más seguro

Cierto. El iPhone está mucho más controlado. Apple tiene que aprobar las aplicaciones que se encuentran en la App Store, así que sí es más seguro. Google Play permite poner aplicaciones en su tienda hasta que alguien las denuncia, y entonces puede ser que las bloqueen. Hay varias aplicaciones de malware (virus, troyanos, espías) en Google Play.

Sin embargo, el control de Apple no es infalible y ha tenido errores, dejando pasar aplicaciones de spammers, o subido actualizaciones que hacen que fallen las aplicaciones.

También ha sido criticado por rechazar caricaturas políticas de ganadores del premio Pulitzer, al mismo tiempo que acepta aplicaciones como Baby Shaker, que se trataba de matar a un bebé.  De hecho, para evitar críticas por sus rechazos, Apple tiene gente que avisa por teléfono en vez de por escrito.

Así que aunque esté más controlado, esto le da a los usuarios una falsa seguridad. Considero que es más seguro tener cuidado con lo que uno baja, que confiar ciegamente en que todo es bueno cuando no es así.

e) El iPhone se ve más cool

No lo discuto. Un iPhone se ha convertido en un símbolo de status. Es el más caro, y tanto las telefónicas como el mismo Apple han explotado esta tendencia cobrándole más a la gente, que al pagar más percibe que recibe mayor valor.

Conclusión:

Me encanta la actitud de mi esposa. Cuando le preguntan cuál es mejor, si iPhone o Android, dice: “Hay cosas para las que el iPhone es mejor, y otras que son más fáciles en Android. Las niñas usan los dos”.

Esa me parece la postura correcta.

¿Qué opinan?

Share
Acerca de

Armando Franco tiene amplia experiencia en las áreas de sistemas, compras y proyectos. Cuenta con una Maestría en Administración de Tecnologías de Información, y las certificaciones Certified Purchasing Manager, Microsoft Office 2010 Specialist, Expert y Master.

Etiquetado con: , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.